«

»

Ago 08

Depilación de cejas: los errores más habituales

Las cejas son uno de los rasgos de nuestro rostro que nos aportan mayor expresividad. Tanto es así que una mala depilación de cejas puede hacer que nuestro gesto parezca más dulce o más duro, lo cual también tiene mucho que ver con las forma de nuestro rostro. Y es que un mismo estilo de depilación de cejas no tiene porque ir bien a dos mujeres, sino que a cada una de ellas le quedará mejor uno u otro. Pero, en definitiva, lo cierto es que nos dan personalidad y hacen que nuestra cara resulte mucho más armónica y agradable.

Muchas mujeres optan por hacerse la depilación de cejas en casa para ahorrar y algunas tienen mucha maña y saben perfectamente cómo hacerlo, pero otras cometen ciertos errores de peso que pueden hacer que el resultado no sea el esperado. Veamos cuáles son estos errores para evitarlos y que puedas lucir una mirada de cine.

Usar unas pinzas viejas

Usar unas pinzas viejas no solamente hace que el resultado pueda ser desastroso, sino que además supone un gran riesgo para la salud de la piel de esa zona. Es muy importante que las pinzas nos permitan retirar los pelos a la primera, sin tener que pasar por la zona varias veces. De lo contrario, la zona terminará irritándose y puede que infectándose. Para ello, además es importante que limpies las pinzas y que siempre las mojes en un poco de alcohol antes de depilarte.

A contrapelo

Depilar las cejas a contrapelo no es nada recomendable, ya que pueden aparecer puntos negros porque los pelos no han salido bien de raíz. Al contrario que la depilación con cera en las piernas, en la depilación de cejas debemos tirar en la dirección en la que crece el pelo.

Separación excesiva

Si nos depilamos demasiado en los laterales de las cejas, conseguiremos un resulta muy poco natural que no aportará belleza a nuestros rasgos faciales. Los ojos parecerán más separados y la nariz más prominente. lo mismo ocurre si lo hacemos en los extremos del final, que nuestros ojos se verán caídos.

Depilación demasiado habitual

No es buena idea depilarse cada vez que veamos aparecer un pelito fuera de sitio. Si hacemos esto, corremos el riesgo de terminar eliminando otros que son clave en la forma de la ceja y que dan un aspecto más favorecedor a nuestro rostro. Deja que el vello crezca y que pasen al menos dos semanas antes de volver a depilarte.

Arco muy marcado

Muchas mujeres se obsesionan con marcar el arco de las cejas, peero lo cierto es que esto no las hace más atractivas y además les resta belleza natural. Por eso, a la hora de depilarse las cejas, lo más recomendable es seguir la forma natural, eliminando sólo los pelos de alrededor que sobran.